Su familia y amigos

Muchas personas llevan bien el tratamiento de la hepatitis C, pero para algunos puede ser estresante. Planear y preparar las cosas importantes con las personas cercanas a usted, hará que el tratamiento sea más fácil de sobrellevar.

El tratamiento puede causarle efectos secundarios, converse con su médico acerca de ellos, que efectos adversos podría padecer y cómo manejarlos. Hable con su familia y amigos si usted considera que necesitará el apoyo de ellos. Por ejemplo, pueden ayudarle a recordar el tomar las medicinas y colaborar con las tareas de la casa.

Trate de llevar a alguien de confianza con usted cuando vaya a las citas con su médico, especialista o enfermera, ellos le pueden brindar apoyo en la cita y también recordarle acerca de las preguntas que quiera hacer y ayudarlo a recordar después que dijo el médico o la enfermera.

Grupos y redes de apoyo

Los grupos y las redes de apoyo pueden desempeñar un papel importante durante el tratamiento, especialmente si tiene dificultades para hacerle frente a los efectos secundarios del tratamiento.

Muchos Consejos de la Hepatitis y algunos hospitales tienen grupos de apoyo para personas en tratamiento de la hepatitis C o personas con hepatitis C crónica.

¿A quién debo decirle?

Esta es una pregunta común que es difícil de responder porque cada uno es diferente, con diferentes relaciones, diferentes amigos y diferentes necesidades. Cuando usted descubre por primera vez que tiene hepatitis C es su elección a quien quiere decirle acerca de ello. Le puede ayudar si reflexiona acerca de lo que quiere decir y a quien quiere decirle. También pensar si puede confiar en esas personas o si decírselo le ayudará a usted de alguna manera.

Comentarle a los profesionales de la salud, tales como dentistas u otros doctores, que tiene hepatitis C podría ayudarle a que le provean el mejor cuidado médico, pero es su elección. Los profesionales de la salud que le prestan cuidado tienen la responsabilidad de proteger su privacidad y mantener su información confidencial. Ellos no pueden descrinarlo por ningún motivo.

No necesita decirle a su jefe o a las personas con quien trabaja que usted tiene hepatitis C a menos que usted lo desee. Un jefe que sea considerado y lo entienda puede hacer las cosas más fáciles para usted dándole tiempo libre cuando usted no se esté sintiendo bien. Usted está en la mejor posición para decidir a quién decirle y como puedan reaccionar.

Hay algunas situaciones donde es requerido por ley que reporte su estado de hepatitis C.

Estas incluyen:

  • Si está donando sangre al Banco de Sangre
  • Si información acerca de infecciones y enfermedades es solicitada por alguna de las compañías de seguros
  • Si usted es un miembro de la fuerza de defensa Australiana

Confidencialidad

Confidencialidad significa que cualquier información que un servicio de salud tiene sobre usted es privada, y que no puede dar esta información a otras personas sin su permiso. En Australia, es en contra de la ley para cualquier profesional de la salud discutir su información privada con los demás. Esto se aplica no sólo a los médicos y enfermeras, sino también a los trabajadores sociales, consejeros, intérpretes y personal de recepción. Ninguna de estas personas puede decirle a su esposo, esposa, pareja, padres o hijos acerca de su salud sin su permiso

Confidencialidad significa que cualquier información que un servicio de salud tiene sobre usted es privada, y que no puede dar esta información a otras personas sin su permiso. En Australia, es en contra de la ley para cualquier profesional de la salud discutir su información privada con los demás. Esto se aplica no sólo a los médicos y enfermeras, sino también a los trabajadores sociales, consejeros, intérpretes y personal de recepción. Ninguna de estas personas puede decirle a su esposo, esposa, pareja, padres o hijos acerca de su salud sin su permiso

Cualquier información que usted le dé a su jefe con respecto a su salud es privada y confidencial, y nadie puede compartir esta información a otra persona u organización sin su permiso.

Discriminación

Discriminación significa actuar injustamente contra una persona o un grupo de personas a causa de su género, sexualidad, raza, color, problemas de salud o creencias religiosas. En Australia, es en contra de la ley que cualquier profesional de la salud discrimine en contra suyo, lo juzgue, lo condene o rechace un servicio por alguna de las siguientes razones:

  • Usted tiene hepatitis C
  • Usted no habla inglés o habla inglés con acento
  • Usted no es ciudadano Australiano
  • Usted es un usuario que se inyecta drogas

Si siente que le han discriminado o tratado injustamente por estas u otras razones, usted puede hacer una queja formal. En la sección de contactos de nuestra página web donde encontrará importantes números de teléfono de cada Estado y Territorio.