¿Cuál es la diferencia entre VIH y SIDA?

VIH/SIDA es frecuentemente escrito e interpretado como una palabra con un sólo significado. Sin embargo, el VIH y el SIDA son cosas diferentes.

VIH es la sigla del Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Una persona se infecta con el VIH (VIH positivo) cuando el virus entra en su torrente sanguíneo.

El VIH ataca el sistema inmunológico, el cual es la defensa del cuerpo contra las enfermedades. Si el sistema inmune de una persona es comprometido severamente por el virus, esta desarrollará el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). Esto quiere decir que contraerá infecciones y enfermedades que su cuerpo normalmente rechazaría.

Ser diagnosticado con el VIH no significa que una persona tiene SIDA o que va a morir. Los tratamientos retardan el daño al sistema inmunitario para que las personas con VIH puedan permanecer bien y seguir viviendo una vida sana y placentera.

¿Cómo se transmite el VIH?

El VIH se encuentra en fluidos corporales como la sangre, el semen, los fluidos vaginales y la leche materna. La infección solo se produce cuando los fluidos corporales de una persona infectada entran en el torrente sanguíneo de otra persona.

El VIH puede ser transmitido por:

  • Sexo sin protección ( sexo sin condón)
  • Compartir agujas, jeringas y otros equipos para inyectarse drogas
  • Usar equipos sin esterilizar para perforar el cuerpo o tatuarse.
  • De madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia
  • Realizar transfusiones de sangre y / o productos derivados de la sangre en otros países. En Australia, las transfusiones de sangre y productos derivados de la sangre son seguras.

El VIH no puede ser transmitido por:

  • Toser
  • Estornudar
  • Besar
  • Escupir
  • Llorar
  • Compartir cubiertos y vajillas
  • Ropa de cama
  • Sanitarios
  • Duchas
  • Insectos como los mosquitos

¿Cómo puedo evitar contraer el VIH?

Sexo

El VIH puede ser transmitido a través de cortes invisibles y raspaduras de la superficie de la vagina, el pene o el ano durante las relaciones sexuales sin protección (sexo sin condón) con una persona que tiene el VIH.

Para evitar la transmisión del VIH, practique sexo seguro:

Use un condón nuevo y lubricante a base de agua (por ejemplo, KY Jelly o Wet stuff) cada vez que tenga sexo vaginal o anal. Esto también le protege de la mayoría de las infecciones de transmisión sexual.

Como usar un condón

1. Abra con cuidado el envoltorio evitando romper el condón.
2. Apriete la punta del condón entre sus dedos índice y pulgar para retirar el aire y luego desenróllelo hacia la base del pene (Antes de poner el condón, corra para atrás la piel del prepucio del pene, si es necesario).
3. Una vez colocado el condón sobre el pene cúbralo con un lubricante a base de agua.
4. Sostenga el condón desde la base del pene cuando lo retire luego de la relación sexual para evitar que se derrame el semen.
5. Ponga el condón en el cesto de la basura. Nunca reúse un condón.

Drogas inyectables, perforaciones en el cuerpo (aretes) o tatuajes

El VIH puede ser transmitido a través del intercambio de agujas y jeringas, y por hacerse perforaciones en el cuerpo (aretes) y tatuajes con agujas usadas.

Para evitar la transmisión del VIH al inyectarse drogas:
No comparta agujas, jeringas u otro material para inyectarse.

Para evitar la transmisión del VIH cuando se haga una perforación en el cuerpo (aretes) y tatuajes:
Vaya a un estudio que tenga licencia (que este registrado) donde las agujas y los equipos de inyectarse estén debidamente esterilizados o sean desechados después de su uso. Esto también lo protege de otros virus como el de la hepatitis B y la hepatitis C.

De la madre al niño

Sin un tratamiento eficaz, el VIH puede ser transmitido de una madre VIH positiva a su hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia. En Australia, como los tratamientos contra el VIH están fácilmente disponibles y las madres con VIH dan a luz por cesárea, es muy raro que pasen el virus a sus bebés. Si usted tiene el VIH, y está embarazada o planea tener un bebé, es importante que hable con su médico tan pronto como sea posible.

Se recomienda que las madres infectadas por el VIH no amamanten. Hable con su médico acerca de otras maneras de alimentar a su bebé.

Transfusiones de sangre y productos derivados de la sangre

En Australia, las transfusiones de sangre son seguras. La sangre donada y todos los productos derivados de la sangre son examinados para el VIH, y las personas que son VIH positivas no pueden donar sangre. Sin embargo, las transfusiones de sangre en algunos países del extranjero podrían no ser seguras.

¿Cómo afecta el VIH al sistema inmunológico?

El VIH es un virus. Los virus son microorganismos que pueden entrar en el cuerpo y causar enfermedades. Hay muchos virus que se propagan de diferentes maneras y causan diferentes enfermedades. Por ejemplo, la gripe se propaga a través del aire, el herpes a través del contacto físico y la poliomielitis a través de beber agua contaminada. Sin embargo, el VIH sólo se transmite cuando los fluidos corporales de una persona que vive con el VIH entran al torrente sanguíneo de otra persona.

Su sistema inmune

El sistema inmune es el sistema de defensa natural del cuerpo. Lo protege contra infecciones y enfermedades. Se compone de muchas células diferentes que trabajan juntas para encontrar y destruir los virus, las bacterias y otros gérmenes que causan infecciones y enfermedades. Los glóbulos blancos (también llamados células T CD4) son células importantes del sistema inmunitario que ayudan a coordinar su sistema inmunológico.

¿Qué hace el VIH?

El VIH ataca las células del sistema inmunológico En particular, infecta y utiliza las células CD4 como 'fábricas' para replicarse y las destruye en el proceso. Entre más células CD4 sean destruidas, el sistema inmunológico se vuelve más débil. A medida que se debilita, el riesgo de desarrollar infecciones y enfermedades es mayor. Con el tiempo, y sin tratamiento, el número de células CD4 puede llegar a ser tan peligrosamente bajo que la persona puede desarrollar SIDA.

La respuesta del cuerpo

Para luchar contra el VIH, su cuerpo producirá anticuerpos. Sin embargo, los anticuerpos no pueden igualar la cantidad de virus que son reproducidos. Tomarse el tratamiento ayuda a que su cuerpo combata el virus con eficacia.

El ciclo de vida del VIH

  1. 1. EL VIH entra en el torrente sanguíneo.
  2. 2 & 3. El VIH se fija y entra a la célula CD
  3. 4. El VIH libera su información genética dentro de la célula.
  4. 5. La información genética del virus se integra a la célula CD4 y entra al núcleo celular a través de un proceso único.
  5. 6. La célula CD4 está ahora infectada para siempre por el virus.
  6. 7. El virus comienza a hacer copias de sí mismo en el interior de las células CD4.
  7. 8. La célula CD4 estalla y libera los VIH recién creados en la sangre. Los nuevos virus infectan más células CD4, crea más copias, y derraman más VIH en la sangre. El proceso se repite indefinidamente.